Cómo curar el dolor de garganta

Con las manos. Sí, con las manos.

¿Os habéis dado cuenta de que cuando nos duele en una parte de nuestro cuerpo, la mano se va allí de forma natural?

Bien, pues cuando te duela la garganta, deja el centro de la palma de tu mano justo donde sientas el dolor.

Deja tu mano puesta 20 o 30 minutos. Repite esta operación tres, cuatro veces al día, hasta que deje de dolerte.

Y si coges el dolor de garganta muy al principio, , te evitarás que vaya a más y que llegues a tener fiebre.

Si no lo has cogido a tiempo, hazlo también porque esto te ayudará a que la garganta se cure muchísimo más rápido.

Esta es la forma más natural de curar el dolor de garganta. Y así, con todo.

Todo esto es fruto de mi experiencia durante años.

Para nuestros hijos, cuando les empiece a molestar o veamos que empiezan a toser, les ponemos nuestra mano el mismo tiempo y con la misma asiduidad antes comentada. Y si ya lo cogemos avanzado, seguiremos con esta rutina aunque más veces al día.

Lo único que hacen las manos es equilibrar esa energía desequilibrada.

Y ya está.

Un saludo.

 

P.D.: Esta forma de curar es tan natural como personal. No pretendemos sustituir a los tratamientos médicos de nadie.
Si te gusta, compártelo.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Email this to someone